El cierre de bares una pesadilla para personas con incontinencia y ostomizadas

01/02/2021
ASIA

Algunas enfermedades causan una necesidad incontrolable y recurrente de ir al baño. Pacientes con inflamaciones intestinales o incontinencia tienen que emplear a menudo los servicios de bares y restaurantes. Pero ahora, están cerrados. Por eso, denuncian la falta de una buena red de baños públicos.

Yolanda Fernández tiene que pedir que la dejen entrar urgentemente a los baños de un instituto. “Me han dejado!”, exclama al salir. Ha podido, pero no siempre tiene tanta suerte. Es osmotitzada. La orina le sale por una apertura creada quirúrgicamente y se le acumula a una bolsa. De acá que los bares están cerrados se encuentran muchas veces sin baño. Ella es presidenta de la Asociación Balear de Pacientes de Crohn, Colitis Ulcerosa y Ostomizadas (ABACCO).

Precisamente el Ayuntamiento de Palma ha instalado baños portátiles por los trabajadores de servicios como lo ORA, que ya no pueden hacer sus necesidades a cafeterías. “Están cerrados, no podemos entrar”, lamenta. Explica que ABACCO, junto con la Asociación por la Incontinencia (ASIA), llevan años reclamando una red de baños públicos.

Algunos bares son comprensivos y las dejan pasar, pero muchos se excusan en que solo atienen para llevarse por no dejarlas pasar. “Y te tienes que cambiar toda la ropa, los pañales y las compresas”, explica Joana Bauzà, delegada de ASIA en Baleares. Esto hace que alguna gente quede en casa y no se atreva ni a hacer un paseo.